Nº 266  2ª Etapa  |  Director: Juan E. Iranzo  |  15/11/2017

Enrique Johnson

La Marca Cataluña va a sufrir

Enrique Johnson acaba de ser nombrado nuevo director de Reputation Institute para España y Latinoamérica. En julio de 2014 se incorporó al equipo de esta firma líder en consultoría y asesoramiento, avalado por su trayectoria de más de 20 años dedicada a la gestión y consolidación de marcas globales. Ha pasado por diversas compañías en las que se ha ido especializando como Brand Strategist y en posicionamiento de marca, así como en Brand Managing, Corporate Brands. Su anterior etapa profesional, al frente del Grupo CIAC como director general, le permitió encargarse de la gestión de proyectos de empresas de gran prestigio como Telefónica, UNE, NH Hoteles, Cepsa o Real Madrid y gestionar la reputación de Marca Galicia, Gijón, A Coruña, Zaragoza, Cartagena de Indias, Colombia es Pasión o Universidad Europea de Madrid. Johnson es licenciado en Business Administration por la Universidad de Kansas. Con él analizamos el informe sobre el impacto del desafío independentista en la reputación de las empresas catalanas que se acaba de publicar.

1.-
La crisis catalana tiene un coste reputacional
La verdad es que está teniendo un coste reputacional bastante alto. Y eso que por ejemplo en el caso de las empresas catalanas no todo el mundo es capaz de identificarlas o vincularlas con esa comunidad autónoma, independientemente de que estén o no. Ese es un dato positivo hoy pero que puede volverse en contra. Si se llegan a identificar, y ahora es muy fácil con las redes sociales, las consecuencias pueden ser mayores. El coste político está impactando a las compañías, tanto en Cataluña como en el resto de España.
2.-
Lo que dice el informe que han publicado desde Reputation Institute es que la mayor parte de los españoles respalda la decisión de las empresas de trasladar su sede fuera de Cataluña
Hay un 77% de los encuestados que está favor de esa decisión y sólo un 11% en contra. El resto de mantiene neutral. Es un dato importante.
3.-
Esto ¿cómo afecta a la realidad del negocio de las empresas?
Caer cinco puntos en reputación supone una disminución del 5,4% en la intención de compra. Eso es mucho. Otro dato curioso es que aquellas empresas que han trasladado su sede se vuelven más atractivas para invertir. En las que se han quedado cae la confianza.
4.-
Es decir que la crisis política está pesando ya en la decisión de consumo de muchos españoles
Es así. El estudio refleja claramente cómo ya el 23% de los españoles fuera de Cataluña han dejado de comprar productos catalanes y un 21% se plantea hacerlo. La suma de los dos nos da un 44%.
5.-
Y todo se agrava si se materializara la independencia
En el caso de producirse la independencia estaríamos hablando de que casi un 50% dice que no va a comprar productos catalanes y a eso hay que sumarle un 15% que no lo tiene claro todavía. Ese 49% supone un coste económico de unos 20.000 millones de euros para las empresas catalanas, la mitad del negocio que tienen en el resto de España. Es una barbaridad. Estamos ante un impacto muy negativo para las compañías, encima sin comerlo ni beberlo.
6.-
¿Qué tienen que hacer las empresas catalanas?
Tienen que hacer algo, moverse. Las empresas no pueden quedarse quietas a ver qué pasa. No hacer nada no es una estrategia. Tienen que tomar decisiones basadas en criterios de negocio y no en corrientes, en movimientos políticos. Deber ser abiertas, transparentes en lo que hacen. Aquellas empresas que están haciendo algo, que tienen clara cuál es su estrategia están siendo menos penalizadas. Todas las empresas que están saliendo de Cataluña se están viendo menos impactadas que las que se quedan. Cuanta más información y mayor transparencia haya, menos sufre en reputación. Tiene que haber una estrategia clara, explicar el porqué de las cosas.
7.-
Muchas no tienen aún esa estrategia
El problema es que muchas compañías se encuentran a día de hoy con un riesgo reputacional sin saber cómo solucionarlo porque se han encontrado con el problema de sopetón. No tenían un plan B. Hay que ser capaces de gestionar ese tipo de cosas y hacerlo bien.
8.-
La Marca Cataluña, la reputación de esta comunidad autónoma va a ser más complicado levantarla
La Marca Cataluña va sufrir, no hay duda. No tengo una bolita mágica pero usted sabe que en Reputation Institute tenemos por ejemplo un estudio que es el City RepTrack en el que Barcelona había mejorado este año posiciones, no tanto en puntuación y yo creo que el año que viene veremos claramente una caída porque no le ayudan este tipo de cosas. Al final esto es un proceso donde cada cual está contando la película según su versión y eso no ayuda. Cuando salimos a la calle y preguntamos a la gente se confirma que esto tiene que ver más con emociones que con aspectos racionales. No hay otra razón detrás.

Compartir

Ver todos