Nº 258  2ª Etapa  |  Director: Juan E. Iranzo  |  20/09/2017

Albert Peters

Ahora no hay seguridad jurídica en Cataluña

Albert Peters es el presidente el Círculo de Directivos de Habla Alemana, una asociación que reúne a más de 200 profesionales con responsabilidad ejecutiva en los ámbitos empresariales, diplomáticos, de administración pública y culturales. Lleva más de 40 años radicada en Barcelona. Les conocen como los empresarios VIP alemanes y en los últimos días han presentado una nueva declaración sobre el proceso soberanista de Cataluña en la que muestran su preocupación por la deriva. Quieren alzar la voz. Son momentos importantes. En el documento denuncian la inseguridad jurídica y dejan claro que cumplirán la legalidad, su firme respaldo al Estado de Derecho. Peters es responsable en España de la consultora Rödl & Partner.

1.-
¿Están preocupados por la deriva soberanista?
Por supuesto la inseguridad que tiene ahora la sociedad catalana es importante y si hablamos de la sociedad, nos referimos también a las empresas y a los empresarios. Las decisiones que está tomando la Generalitat nos dan mucha inseguridad jurídica. No sabemos qué va a pasar el 2 de octubre, dónde tenemos que pagar nuestros impuestos, dónde tenemos que pedir licencias, qué pasa con las antiguas, cómo va a reaccionar el Gobierno en Madrid... Para las empresas en Cataluña y para las que trabajan con Cataluña la situación es de enorme tensión.
2.-
Hablan de inseguridad jurídica. Lo que está pasando ¿se ha traducido ya en menor inversión extranjera?
No sé si menor pero la gente tiene una inseguridad. Para un empresario la inseguridad es la peor cosa que puede existir. Usted nunca va a invertir, a poner dinero en esa situación aunque Cataluña vaya económicamente bien. No tenemos que poner en riesgo esta situación.
3.-
Algunas empresas ya se están planteando planes de contingencia, el cambiar de sede social ¿le consta?
No es tan fácil marcharse. En primer lugar las empresas tienen sus inversiones en Cataluña. No podemos en 24 horas cogerlas y trasladarlas. En segundo lugar nosotros tenemos confianza en la economía catalana. Hemos invertido allí con nuestras instalaciones, con nuestros despachos porque tenemos confianza en los catalanes, en su economía, en esta región como parte de España. Hay varias preguntas en el aire ¿qué va pasar si hay secesión?, ¿y con el euro? Cataluña tiene derecho a pedir formar parte de la Unión Europea pero una cosa es pedir y otra es estar. Pedir es un proceso. Bruselas ha dejado claro que este proceso tardará años y tengo muchas dudas de que España fuera a apoyarlo. Todos sabemos que para que entren nuevos socios es necesario el voto de todos los Estados miembros.
4.-
Ustedes van a cumplir las leyes
Yo, como ciudadano de Cataluña y de España tengo que cumplir con el Estado de Derecho. No puedo pasar por un semáforo en rojo aunque no venga nadie. Nosotros apoyamos el Estado de Derecho. Es importante la seguridad jurídica, la seguridad económica para tomar decisiones. Lo que está pasando es muy malo para todos.
5.-
¿Qué ha fallado en Cataluña?
Desde hace años venimos reclamando a todos los grupos que están en este proceso que hablen. Sería bueno mirar a Alemania por ejemplo. Allí tienen una situación que puede ser muy favorable para todas las comunidades autónomas de España. Si hablamos de un pacto fiscal no puede ser que un Gobierno central tome decisiones unilaterales sobre la situación financiera de una región. No puede ser. Necesitamos pactos protegidos por la Constitución como en Alemania y cada cinco o diez años hablamos del reparto del dinero, de si hay que cambiar o no las cosas.
6.-
Ese acuerdo político que usted reclama ¿es posible todavía?
Isaac Rabin, el que fuera primer ministro de Israel dijo en su día que la paz se firma con los enemigos. Las negociaciones son posibles hasta el último segundo. Vuelve a pedir a todos los partidos que se sienten en la misma mesa y que transmitan confianza a todo el mundo, a los dos o tres millones de personas que piden la independencia pero también a los que están en contra del proceso. Son todos catalanes. El Gobierno de Cataluña tiene que actuar para todos. No sólo para los que quieren y piden la independencia.
7.-
Tiene esa responsabilidad pero no lo hace
Insisto en que tiene la responsabilidad para todo Cataluña y debe actuar en ese sentido. Nosotros solo podemos transmitir confianza a las empresas y a los catalanes.

Compartir

Ver todos