Nº 301  2ª Etapa  |  Director: Juan E. Iranzo  |  19/12/2018

Juan Molas

Tenemos que pensar en un cambio de modelo

Juan Molas Marcellés (Barcelona, 1952) cumple su tercer mandato al frente de la Confederación Española de Hoteles y Alojamientos Turísticos (CEHAT). Lleva toda su vida ligado al sector. A los 22 años ya dirigía un hotel, y desde 1975 a 1985 trabajó como director comercial de Unión Hoteles Independientes. Dos años después, hasta el 2002, fue consejero delegado de H10 Hotels. En la actualidad, acumula diversos cargos institucionales. Además de la presidencia de CEHAT es titular de la Confederación Empresarial de Hostelería, Restauración y Apartamentos turísticos de Cataluña, presidente del Instituto Tecnológico Hotelero, vicepresidente de Spaincares (Clúster Español de Turismo de Salud) y miembro del consejo asesor de Turespaña. En el año 2000 recibió la Medalla de Turismo de Cataluña y en 2011, la Medalla al Mérito Turístico del Gobierno de España. Con él hablamos de cómo se está comportando el turismo este verano y de los retos que tiene por delante el sector.

1.-
El verano ¿está siendo bueno?, ¿lo previsto?
Lo que estamos observando es que no podemos compararlo con 2017, que fue un año récord, extraordinario Hay unos competidores que pisan fuerte, que están creciendo de forma exponencial, muy fuerte como Egipto, Túnez o Turquía. La verdad es que hay buenas perspectivas pero el crecimiento va a ser moderado, en torno quizá al 1% o al 2% en el mejor de los casos.
2.-
En cantidad ¿y en gasto?
En gasto tuvimos un crecimiento oficial del 4% hasta mayo pero en junio ya fue menor. Estamos con subidas del 3-4%.
3.-
El turismo nacional ¿responde?
Si, lo hace. Se han hecho reservas con bastante más antelación. Los datos que que tenemos de redes sociales, mayoristas y agencias de viajes nos dicen que más o menos el 65% de los españoles se quedan de vacaciones por nuestro país lo cual es una buena noticia para el sector hotelero.
4.-
¿Zonas?
Las habituales pero gana fuerza el turismo interior y el de ciudades. El sol y playa sigue siendo obviamente la estrella en verano, el destino número uno pero crece mucho el turismo cultura o gastronómico. Con todo hay varias cosas que nos preocupan. En primer lugar el precio del petróleo. Se ha duplicado. Puede provocar problemas no quizá para esta temporada pero sí ya para la próxima. Luego tenemos las huelgas que se anuncian en el sector aéreo, en los aeropuertos y que amenazan con provocar un colapso y un caos durante estas fechas. Nos inquieta lo que puede pasar. Siempre hemos reclamado una ley de huelga, a los diferentes gobiernos. Esta costumbre de ir a la huelga en momentos de alta demanda vacacional con el objetivo o con la excusa de obtener una mayor repercusión, pervierte el objetivo mismo del derecho de huelga. Hay que hacer algo.
5.-
¿Cree que el sector turístico está llegando a un cierto techo en España?
Techo no pero sí creo que hay que ir pensando en un cierto cambio de modelo. Hemos vivido unos años de fuerte crecimiento gracias a la inestabilidad de países competidores. Se creó una demanda importante, prestada que ahora empezamos a devolver. Eso unido a los millones de ciudadanos que utilizan las viviendas privadas, las mal llamadas viviendas turísticas donde hay un descontrol absoluto, ha generado fenómenos como el de la turismofobia que perjudican mucho. Tenemos que reflexionar.
6.-
El problema de los pisos turísticos ¿va a más?
El problema sigue. Es un caos. Es necesario que intervengan todas las administraciones y buscar una regulación homogénea.
7.-
¿Hacia qué modelo tenemos que ir?
Tenemos que ir pensando en un modelo donde el turista gaste más, que busque captar visitantes en mercados alternativos. Este año baja el turista británico y el alemán que se va a Turquía o Grecia. Rusia sin embargo vuelve a crecer. También notamos recuperación de mercados importantes para el gasto como el de EEUU, Canadá, Suiza, países nórdicos, Chino... Ahí tenemos un nicho importante de mercado. El 15% de nuestros visitantes son no europeos pero suponen el 25% del gasto. Es decir, hay que mirar a ese turista americano y asiático.
8.-
Las tasas turísticas se empiezan a generalizar ¿bueno o malo?
Es malo. En primer lugar porque muchos no tienen nada clara su aplicación. Tenemos el caso grotesco de Baleares, donde por cierto se ha doblado la ecotasa. Todo esto nos resta muchísima competitividad. No puede ser que cada ciudad aplique la suya porque genera descontrol y una pésima imagen para el país.

Compartir

Ver todos