Nº 301  2ª Etapa  |  Director: Juan E. Iranzo  |  19/12/2018

Carlos Falcó

El lujo es la excelencia

Carlos Falcó (Sevilla 1937), Marqués de Griñón, preside desde su creación el Círculo Fortuny, la asociación española que representa a las empresas e industrias de alta gama que preside desde su nacimiento en 2011. Es el sector del lujo que integra ahora mismo en nuestro país a 61 empresas. Está en pleno crecimiento. Movió 9.200 millones de euros en 2017 y contempla incrementos del 10% en los próximos ejercicios aunque seguimos lejos de países como Francia e Italia. En total en Europa las ventas superan los 800.000 millones. Hablamos de marcas que contribuyen a la mejora de la economía, a la competitividad, a la innovación, la creatividad y el empleo. En España los turistas representan entre el 80% y el 85% de las ventas del lujo y los consumidores de nacionalidad china se sitúan en lo más alto del ranking, copando un 35% del segmento. Falcó, ingeniero agrónomo, es uno de los bodegueros más prestigiosos de España y ha sido uno de los pioneros de la modernización de la viticultura. Pertenece a uno de los linajes históricos de mayor abolengo. Círculo Fortuny preside este año la ECCIA, la alianza europea que integra a más de 500 empresas del sector.

1.-
¿Qué es el lujo?
Es la excelencia, no siempre tiene que ser caro algo único y de extraordinaria calidad que nos emociona. Yo vivo en el campo y es un lujo tomarte una tortilla de patatas la sombra de una encina con el aceite nuevo que acaba de salir de la almazara. Eso es un lujo y no es caro.
2.-
Lujo es un bolso pero también un museo o un hotel
Claro. Nos tenemos que acostumbrar a esa definición. Lujo es algo excelente, que nos emociona, que tiene singularidad y que a veces es difícil de conseguir, no siempre por el precio. Cada vez más un lujo es una experiencia.
3.-
La industria del lujo ¿está en forma?
Yo creo que sí. Es un sector que crece de forma sostenida, a doble dígito en Europa y en el mundo. Tenemos la suerte de que Europa, en base a su cultura y a su capacidad creativa, viene manteniendo según todos los estudios que elabora ECCIA el 70% del sector. El volumen de ventas mundiales llega a los 1,16 billones de euros, 812.000 millones son en Europa. Generamos mucho empleos, más de dos millones entre directos e indirectos. Eso es extraordinario.
4.-
Hablamos de tradición, pero también de innovación
Eso es. La suma de tradición e innovación es muy interesante. La artesanía, la innovación son dos de los fundamentos del lujo. Nuestras marcas son dinamizadoras para el crecimiento económico aunque es algo que todavía no se reconoce.
5.-
Para ponerlo en valor está Círculo Fortuny y la ECCIA, la alianza europea del sector, que usted preside este año
Con ello lo que buscamos es reafirmar el papel de nuestra industria como impulsora de competitividad, fortalecer el marco europeo de protección de la propiedad intelectual, promover el savoir faire europeo, defender el modelo de distribución y destacar la importancia de las políticas turísticas para la industria del lujo.
6.-
La alta gama cada vez mueve más dinero en España pero todavía seguimos lejos de Francia o Italia ¿qué nos falta?
España lo tiene todo para crecer en el sector del lujo, al tener cultura, creatividad y artesanos. Es cierto que nuestro nivel de ventas sigue siendo la tercera parte de lo que tienen Francia o Italia pero también es verdad que en los últimos años crecemos el doble. Ellos crecen como las economías maduras. Nosotros, a un ritmo del 10%. El año pasado facturamos algo más de 9.000 millones de euros y según nuestro último estudio realizado por Bain & Company podemos llegar a unos ingresos de 21.000 millones en 2025. Esas cifras ya son importantes.
7.-
Se tiene que seguir impulsando el turismo de compras. El mercado asiático ¿es tan importante como parece?
Nosotros como país tenemos nuestras debilidades y nuestras fortalezas. En moda por ejemplo somos una referencia mundial. Soy muy optimista. Hay una parte de moda de alta gama como Lorenzo Caprile que puede competir con los grandes, empresas medias como Adolfo Domínguez y luego tenemos el extraordinario éxito de Inditex. Nos falta el reconocimiento, dar ese salto. En cuanto al turismo somos líderes mundiales, el segundo país en número de visitantes y facturación. Hemos tenido crecimientos espectaculares en los últimos años pero se empieza a notar una caída en el turismo de sol y playa. Por eso lo que tenemos que hacer es aprovechar la oportunidad para apostar por el turismo de calidad, el cultural que a los asiáticos les encanta y combinarlo con el de compras. Dos de las claves para ello es facilitar la conexión en vuelos entre España y países como China y, en segundo lugar, agilizar los trámites para la concesión de visados. Se podría mejorar el apoyo institucional.
8.-
¿Cómo puede ayudar internet?
Internet va a ser una parte importante del negocio. Estuve en Madrid con un representante de Alibaba y se mostró muy interesado en el sector de alta gama. China ya es la tercera parte del consumo mundial. Su clase media se ha duplicado en los últimos años, hasta los 600 millones de personas. Alibaba ya tiene a esos 600 millones de clientes. Cada chino compra el doble por internet que un estadounidense o un europeo. Es decir, las cifras son abrumadoras. Eso permite por ejemplo que un artesano de Ubrique (Cádiz), que ahora suministra bolsos para Loewe, Hermes u otra gran firma, consigue crecer en uno año lo que antes tardaba en 30 o posicionar rápidamente su marca. Internet es una oportunidad para todos.

Compartir

Ver todos