Nº 301  2ª Etapa  |  Director: Juan E. Iranzo  |  19/12/2018

Opinión

Título: Trump, El Crepúsculo

Tema: Política económica de Trump

Autor: Guy Sorman

País: España

Desarrollo: “No nos libraremos verdaderamente de esta impostura Trumpista negando sus orígenes, sino renovando el discurso democrático y ofreciendo perspectivas creativas”.

Legales o ilegales “Si la economía estadounidense es hoy próspera es también gracias a que los inmigrantes, legales e ilegales, aceptan todas las tareas subalternas”.

Lo que conocemos como populismo, o también nacionalismo étnico, no es un movimiento ideológico, sino una reacción tribal. Las recientes elecciones de Estados Unidos lo demuestran ampliamente.

Donald Trump y, en general, los candidatos republicanos que lo reivindicaron solo han obtenido los votos de las circunscripciones blancas. La demarcación electoral y la complejidad del sistema de votación no pueden ocultar esta realidad política. Los negros, los latinos y los asiáticos no votan nunca por Trump.


12/11/2018. Pág. 5
Opinión

Título: Ideas para una alternativa

Tema: Propuestas liberales de política económica

Autor: Lorenzo Bernaldo de Quirós

País: España

Desarrollo: Hay que tratar de disminuir el Binomio Déficit-Deuda recortando al mismo tiempo el gasto y los impuestos.

España es un caso inédito en que el crecimiento del PIB per cápita se ha visto acompañado de un deterioro de su Capital Humano. La Educación debe ser prioritaria.

Cuando la economía española se encamina hacia un escenario de estancamiento producido por una política errónea, es básico plantear un proyecto capaz de revitalizar el crecimiento, fomentar la productividad, crear empleo y bienestar para todos. El consenso social demócrata dominante está agotado y profundizar en él conduce a un callejón sin salida con altos costes sociales y económicos. Por ello es fundamental diseñar un programa de cambio y modernización para superar el horizonte de expectativas limitadas al que parece resignarse el Gobierno.


18/11/2018. Pág. 22
Editorial

Título: El Coste de la improvisación Energética

Tema: Prohibición de los automóviles de combustible

País: España

Desarrollo: España no está preparada para un plan cero emisiones como el planteado por Sánchez, que ha empezado la casa por el tejado: marca un objetivo sin saber cómo llegar a él.

Sánchez está decidido a repetir e incluso a agrandar los errores que cometió en su día Rodríguez Zapatero en materia energética.

Si el anterior presidente socialista se empeñó en convertir a España en el mayor productor de renovables del mundo, provocando una burbuja cuyos efectos se traducen hoy en una de las facturas eléctricas más caras de Europa, el actual mandatario se ha marcado como meta superar los objetivos de descarbonización que pretende alcanzar la UE a medio y largo plazo, sin reparar en las consecuencias del plan.


14/11/2018. Pág. 4
Editorial

Título: Los retos de Jair Bolsonaro para promover un giro en la economía de Brasil

Tema: La revista brasileña Exame realizó en su última edición especial un análisis de los principales temas que deberá hacer frente el flamante jefe de Estado. Entre ellos se destacan la seguridad social, el ajuste fiscal y la implementación de una economía "liberal"

País: Brasil

Desarrollo: Luego de su triunfo en las elecciones de octubre, Jair Bolsonaro, flamante presidente de Brasil, asumirá el cargo el próximo 1 de enero. Una de las primeras decisiones que tomó el líder del Partido Social Liberal (PSL) es la de crear un superministerio de Economía. El mismo será comandado por Paul Guedes, y unificará las áreas de Haciendo, Planificación e Industria y Comercio Exterior. Asimismo, se fusionarán los ministerios de Agricultura y Medio Ambiente.

Una de las grandes expectativas que genera el próximo gobierno brasileño está centrada en la actividad económica.

"El futuro presidente tiene una oportunidad excepcional de hacer reformas y promover un giro en el rumbo de la economía", asegura el revista especializada brasileña Exame en su última edición especial.

Bajo el título "La chance de Bolsonaro", la publicación realiza un análisis de los principales retos económicos que tendrá Bolsonaro durante su mandato, luego del estancamiento que tuvo el país en los últimos años de gobierno del Partido de los Trabajadores (PT).

Si bien advierte que los desafíos serán muchos, Exame considera que si el ex capitán del Ejército, de 63 años, aprovecha la oportunidad, "podrá ser un pasaporte para transformar a Brasil en un Uno de los primeros retos de Bolsonaro será mantener algunas de las reformas que ya aplicó el actual presidente Michel Temer quien, de acuerdo a la revista brasileña, "entregará un país con una inflación bajo control, cuentas externas equilibradas, reservas internacionales robustas y un proceso de recuperación consistente".

Los analistas consideran que el flamante jefe de Estado deberá seguir el rumbo del actual gobierno en materia de "cuentas públicas": "La reforma laboral debe abaratar el costo de la mano de obra, una necesidad urgente en un ambiente de negocios difícil y caro, como el de Brasil".

En esa línea, Exame recuerda que Bolsonaro prometió mantener la línea de una economía "liberal" que comenzó a impulsar Temer desde la destitución de Dilma Rousseff. Posición que adoptó con más tenacidad a partir de su sociedad con Guedes. Fernando Schüler, profesor de políticas públicas de la escuela de negocios Insper, en San Pablo, comentó a Exame que si el flamante presidente no se desvía de ese camino, "el resultado de su gobierno podrá ser mejor de lo que se imagina hoy".

La publicación recuerda, incluso, dos períodos presidenciales en los que "las políticas liberales fueron aplicadas con éxito". El primero, durante la gestión de Fernando Henrique Cardoso, en la que se llevaron adelante privatizaciones como la de Telebras, "que permitió modernizar las telecomunicaciones" del país. El otro, durante el primer mandatario de Luiz Inácio Lula da Silva, quien aplicó un ajuste fiscal fuerte, "desbloqueó el mercado inmobiliario" y mantuvo la autonomía del Banco Central.

El ajuste fiscal que debería aplicar Bolsonaro tiene que estar acompañado de una solución para el futuro de la "seguridad social", sostiene Exame. "Si Bolsonaro consigue pasar alguna reforma de seguridad social, su gobierno ya habrá sido un éxito", adelantó Sergio Vale, economista jefe de la consultora MB Asociados.

En el escenario más optimista, la implementación de una reforma de la seguridad social "frenaría el incremento del gasto público". Asimismo, se podría producir una mayor generación de empleos y una reactivación "más intensa" de la economía".

No obstante, aún es una incógnita lo que piensa el amplio equipo económico del flamante mandatario. Durante la campaña, Guedes se mostró reacio a mantener la reforma propuesta por Temer, que modificaría la edad mínima para la jubilación y promovería la "equiparación de los sectores público y privado". Pero, según la revista, Bolsonaro ahora estaría dispuesto a aprobar algunas de esas ideas.

El plan de ajuste del próximo gobierno también incluye correcciones en "los altos beneficios pagados a militares" y en algunas "categorías de la función pública".

Pese a las promesas de aires renovados, Celso Toledo, director de la consultora LCA, opinó que Bolsonaro debe determinar "pronto cuál será su prioridad para la economía": "De lo contrario, su luna de miel con el mercado terminará pronto". Al respecto, Exame señala que el flamante gobierno tendrá que "materializar" la "euforia" que generó en los empresarios e inversores.

Por último, la revista especializada considera que este "escenario transformador" no sólo debe tener en cuenta una reforma fiscal, "sino también una simplificación del sistema tributario".


17/11/2018. Pág. --
Editorial

Título: El avance tecnológico provoca una ola de despidos sin precedentes en la banca mexicana

Tema: La transición digital de las entidades bancarias más importantes de México provoca la rescisión de al menos 4.000 contratos

País: Argentina

Desarrollo: Los dos mayores bancos mexicanos se han embarcado en las últimas semanas en una oleada de despidos masivos que amenaza con extenderse al resto de la competencia. El primero en hacerlo fue Banorte, la segunda entidad financiera del país norteamericano por activos, que tras culminar su fusión por adquisición con Interacciones prescindió en julio de medio millar de empleados por duplicidades. El segundo fue el líder absoluto del mercado, BBVA Bancomer, que en septiembre anunció que eliminaría 1.500 trabajadores —el 4% de la plantilla— en un intento por adaptarse a la nueva realidad tecnológica, en la que es necesario mucho menos personal para llevar a cabo el mismo volumen de operaciones. Y a mediados de octubre, Citibanamex firmó el finiquito de 2.000 empleados para “simplificar y agilizar” su estructura organizativa. Estos recortes se anunciaron antes de que Morena, el partido del presidente electo, Andrés Manuel López Obrador, pusiese en marcha una iniciativa parlamentaria para restringir las comisiones que cobran los bancos en el país norteamericano.

Detrás de esta ola de despidos está, según todos los especialistas consultados, la proliferación de plataformas tecnológicas que permiten a los clientes llevar a cabo la operativa del día a día sin necesidad ya no solo de pisar su sucursal bancaria, sino de hacer una simple llamada telefónica. La web y, más recientemente, las aplicaciones móviles han simplificado el proceso hasta el punto de hacer prescindibles a miles de trabajadores de estas entidades. Todo está hoy disponible a golpe de clic.

La digitalización ha llegado para quedarse: la irrupción de Internet ha cambiado por completo el ecosistema en el que se desenvuelven los principales bancos, no solo en México sino en todo el mundo. “Es un cambio global que afecta a muchas industrias”, explica Octavio Avendaño, profesor de la Universidad Anáhuac. “El último caso ha sido el desplazamiento de Sears [que acaba de caer en bancarrota] por Amazon”. Y esto es solo el principio: “Por delante tenemos 15 o 20 años de cambios profundos, tanto o más como los que hemos visto en la última década”, prevé.

El adelgazamiento de las estructuras de personal llega, sin embargo, con cierto retraso a las tres mayores entidades bancarias del país norteamericano respecto a lo acontecido en los mercados europeo y estadounidense. Allí, la mayor parte de bancos aprovecharon los años inmediatamente posteriores a la Gran Recesión para meter la tijera a sus plantillas. El caso español fue, quizá, el más paradigmático, con 80.000 salidas, entre jubilaciones anticipadas masivas y finiquitos voluntarios o no, desde 2007. Pero no el único: en todo el Viejo Continente, en solo seis años -entre 2008 y 2014-, el número de empleados de entidades financieras se contrajo en casi 400.000 personas. Desde entonces, aunque de forma menos acusada, la tendencia al paulatino adelgazamiento de las plantillas ha continuado, convirtiendo al recorte de costes en el principal impulso para sus beneficios. Por el contrario, desde 2008 -el año que marcó el pistoletazo de salida de la crisis- el personal de toda la banca mexicana ha aumentado en casi 90.000 personas: de 158.000 a los más de 247.000 actuales. La mayor parte de ese crecimiento se ha producido por la vía indirecta, a través de subcontratas.

A México le toca el turno ahora, con una demora que tiene dos explicaciones. En primer lugar, la mayor lentitud del país norteamericano en la adopción de las nuevas tecnologías respecto al resto de economías avanzadas. Un dato lo dice todo: aunque el ritmo de crecimiento es altísimo, solo el 51% de los hogares mexicanos dispone de Internet y uno de cada tres ciudadanos no navega en su día a día. “El uso de las nuevas tecnologías sigue siendo bajo, incluso en comparación con otros países del entorno, como Chile, Brasil o Colombia”, complementa Avendaño. En segundo lugar, por el retraso en la apuesta de las propias entidades por las nuevas tecnologías. “En parte”, aclara Fernando Sandoval, director ejecutivo de Instituciones Financieras de la calificadora mexicana HR Ratings, “tiene que ver con que los grandes bancos globales con presencia aquí retrasaron las inversiones en México respecto a sus principales mercados de origen. En los últimos años, en cambio, los desembolsos en sistemas y automatización sí han llegado, y eso hace que sean necesarios menos trabajadores”. La irrupción de las fintech, empresas tecnológicas que prometen revolucionar el mercado financiero, también acelerará esta tendencia a la reducción de personal en las entidades financieras mexicanas, según los especialistas consultados.

Pero no todas las razones son sectoriales ni de negocio: la flexibilidad que la legislación laboral del país latinoamericano ofrece para los despidos también tiene mucho que ver. “Las reformas laborales de las dos últimas décadas han abaratado y hecho muy fácil este tipo de procesos”, agrega Carlos Tello, antiguo director general del Banco de México y ex secretario (ministro) de Programación y Presupuesto. “Además”, añade, “los sindicatos bancarios, que existen desde 1982, no se oponen porque en muchos casos siguen estando manejados por las empresas”, acusa. Este diario trató de recabar, sin éxito, la opinión de las principales organizaciones de representación de los trabajadores bancarios.

Los despidos llegan en un momento especialmente dulce para las cuentas de resultados de la gran banca mexicana. El caso de BBVA, líder indiscutible en el país norteamericano, es especialmente paradigmático: en la primera mitad de 2018 obtuvo un beneficio neto de 23.051 millones de pesos (algo más de 1.200 millones de dólares), un 16% más que en el mismo periodo del año anterior. “Está claro que no tiene que ver con que su negocio o la economía mexicana vayan mal”, expone Marcelo delajara, director del Programa de Crecimiento y Mercado Laboral del Centro de Estudios Espinosa Yglesias (CEEY). “El ritmo de crecimiento del crédito sigue siendo alto y es, en definitiva, una industria exitosa”. Los despidos tampoco guardan relación con un mal momento económico: “No veo ninguna razón macroeconómica detrás, ni de mal comportamiento del mercado laboral”.

Sin embargo, Delajara sí advierte de su posible contagio a otras entidades. “Son los tres bancos más grandes y compiten fuertemente entre ellos. Cualquier movimiento lo replican, y el resto de la competencia también lo hará”. “Es una tendencia que va a continuar en las entidades de tamaño mediano”, advierte, en la misma línea, Avendaño, de la Universidad Anáhuac. “No ha hecho más que comenzar”.


17/11/2018. Pág. --

PUBLICIDAD